Martes, 09 Julio 2019 11:07

“El General Antonio José de Sucre fue nuestra primera autoridad”, afirma el historiador Ramiro Ávila

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Por primera vez en los 74 años de vida institucional, el Gobierno de Pichincha conmemoró la creación de la provincia. El 25 de junio de 1824, de acuerdo con la Ley de División Territorial expedida por el General Francisco de Paula Santander, nace la provincia de Pichincha.

El historiador y catedrático Ramiro Ávila Paredes, en entrevista, aclaró el momento histórico que aconteció durante la creación de Pichincha y destacó los principales personajes históricos de esta fecha cívico – política.

Perfil del Entrevistado

El Doctor Ramiro Ávila Paredes se licenció en Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Católica del Ecuador y tiene un diplomado en Educación Superior, realizado en la universidad de Maryland. Es miembro de la Academia Nacional de Historia del Ecuador. Se desempeñó como Jefe del Departamento Académico de Ciencias Sociales y Humanísticas en la Universidad Tecnológica Equinoccial. Fue miembro de la Red de Editores y Editoriales Universitarias del Ecuador. Participó en el equipo de investigación que publicó el libro Historia de la Procuraduría General del Estado. Elaboró también el índice de la legislación económica ecuatoriana, clasificada por materias.

¿Cuál era el momento histórico de Colombia durante la creación de la Ley de División Territorial de 1824?

Fue un momento de estructuración del país. La Ley de División Territorial precisamente apunta a establecer la forma de organizar el país desde el territorio. Las unidades que lo van a constituir para que las autoridades sepan cuál es su ámbito de mando.

La República de Colombia que la conocemos como la Gran Colombia empezó en 1819, cuando logró la independencia la capitanía general de Venezuela y el Virreinato de la Nueva Granada, estas dos entidades de la corona española, ya libres, deciden formar un nuevo país: La República de Colombia, y cuando lo constituyeron en diciembre de 1819 establecieron que también formaría parte de este país la Real Audiencia de Quito, que todavía no estaba libre.

Una vez constituido el país, hay que organizarlo, hay que estructurarlo y por eso se dio la primera Constitución y luego la primera Ley de División Territorial en 1821, con algunos ajustes en 1824.

¿Cómo se organizaban a las jurisdicciones territoriales antes de esta ley?

Veníamos nosotros de casi 300 años de haber sido colonia española, de haber sido la Real Audiencia de Quito y la estructura que se tenía dentro de la corona española era diferente, la división territorial y el ámbito de las autoridades eran diferentes.

La Corona Española estaba dividida en América en: virreinatos, audiencias, gobernaciones, corregimientos y en cabildos, esa era la estructura. Cuando se constituye la República de Colombia, hay que darle una estructura republicana, y por eso cambia totalmente, tomando en cuenta que la Gran Colombia era sumamente grande, que abarcaba lo que ahora son 4 repúblicas: Venezuela, Colombia, Panamá y Ecuador.

¿Qué importancia tenía Pichincha para la Gran Colombia en el ámbito militar, político y económico?

Tenía mucha importancia, en muchísimos órdenes, en lo político, económico y militar. Tenemos que ver que la ciudad de Quito fue capital de la Audiencia de Quito, establecida en el año 1563 y desapareció el 24 de mayo de 1822, cuando triunfaron las fuerzas de la libertad y terminamos el nexo y la subordinación que teníamos con España. Entonces la capitalidad estaba en Quito, ha estado por siglos y por supuesto que la provincia de Pichincha, en la que está la ciudad de Quito, es una entidad sumamente importante porque ha sido la sede del Gobierno y porque ha sido punto de convergencia y unión de todo este conglomerado que era la audiencia de Quito y que con la formación de la República de Colombia, pasó a ser el Distrito del Sur de la Gran Colombia, la antigua Capitanía General de Venezuela era el Distrito Norte, el antiguo virreinato de la Nueva Colombia era el Distrito del Centro con su capital Bogotá y el Distrito Sur con su capital Quito.

Esta Ley de División Territorial de 1824 fue expedida por Francisco de Paula Santander. ¿Quién era este personaje histórico?

Cuando se constituye la Gran Colombia, el presidente de la misma era el General Simón Bolívar, el libertador. Como dije hace un momento eso sucedió el 17 de diciembre de 1819. La tarea de independizar todavía no había concluido, faltaba que sea libre la Audiencia de Quito y el Virreinato del Perú.

Se reunieron luego de la independencia de la Audiencia de Quito, en mayo de 1822, en el mes de julio. Se reunieron en Guayaquil el libertador Simón Bolívar y el liberador del sur, el General José de San Martín, y ahí conversaron durante 2 días sobre el destino del Virreinato del Perú. Ellos tenían claro que tenía que estar absolutamente libre toda América del Sur, porque si quedaba alguna parte del territorio en poder de los españoles, había el peligro de que empiece la reconquista y empiecen a recuperar el poder y territorios en América.

En esta conversación entre Bolívar y San Martín en Guayaquil deciden que Bolívar va a tomar la dirección del proceso de independencia del Perú y por eso él va a Perú con las fuerzas colombianas, y por eso quedó encargada la presidencia de Colombia al vicepresidente Francisco de Paula Santander, y es por eso que él es quien aprueba la Ley de División Territorial de 1824.

¿Qué otros personajes emblemáticos destacaron en la creación de la provincia de Pichincha?

Una vez conseguida nuestra independencia y decidida nuestra anexión a Colombia, nosotros formamos parte del Distrito del Sur y la autoridad que quedó a cargo fue el General Antonio José de Sucre, el vencedor en la Batalla de Pichincha, él fue nuestra primera autoridad política, podríamos decir, su cargo era intendente del Departamento del Sur de la Gran Colombia.

Luego él tuvo que ir a Perú a la campaña libertaria, por eso es la figura prominente de las batallas de Junín y Ayacucho y luego iría al alto Perú que se convertiría en Bolivia, donde fue el presidente de la república de Bolivia, entonces alguien tuvo que quedar a cargo del Distrito del Sur, que finalmente fue el General Juan José Flores, que lideraría después el proceso de la separación del Distrito del Sur de la Gran Colombia en el año 1830.

¿Qué datos importantes rescata usted en relación a esta fecha histórica?

Es importante porque es el inicio de la entidad política que es la provincia de Pichincha y me alegra mucho y es de felicitar a la actual administración del Consejo Provincial de Pichincha, que haya rescatado esta fecha y le haya dado importancia, ojalá se mantenga y se continue en los siguientes años resaltando la fecha, para que los pichinchanos nos identifiquemos muchísimo más con nuestra provincia y con la historia de nuestra provincia.

Otro dato importante es que un personaje esencial de la gesta de Pichincha es el General Antonio José de Sucre. Pensemos que Sucre tenía 27 años cuando lideró a las tropas de la libertad en Pichincha. Amaba a Quito, se casó con una quiteña y en su testamento dispuso que sus restos, cuando muera, sean depositados en el cráter del Pichincha. Sabemos que murió trágicamente asesinado en Berruecos el 4 de junio de 1830, cuando venía a disfrutar su vida en familia. Sus restos quedaron ocultos durante mucho tiempo, su esposa la viuda la Marquesa de Solanda escondió sus restos en el monasterio de El Carmen Bajo, hasta que en el Gobierno del General Eloy Alfaro, luego de muchas averiguaciones logró establecer la autenticidad de los restos. Ahí encargó a los profesores de la facultad de medicina de la Universidad Central analizar esos restos para que verifiquen si efectivamente era el cadáver del Mariscal Sucre, lo cual se corroboró y en una solemne procesión fúnebre fueron trasladados desde el Carmen Bajo hasta la Catedral de Quito y ahí reposan sus restos.

¿Qué se debería hacer para que la ciudadanía se apropie más de esta identidad pichinchana?

Yo, fundamentalmente sugeriría, que se potencien mucho más el escudo y la bandera de la provincia. Si realizáramos alguna encuesta entre la ciudadanía, encontraríamos que muy pocos podrían reconocer a la bandera de la provincia y otros muy pocos podrían explicar el escudo y el sentido de la bandera. Entonces esa es una tarea para fortalecer la identidad pichinchana; y en segundo lugar regresar a ver atrás, a la historia y resaltar las gestas históricas de la provincia que le han dado personalidad y presencia en el contexto nacional.

Estamos a dos años del bicentenario de la Batalla de Pichincha y es necesario que nos preparemos para que estas nuevas generaciones se acuerden de la importancia histórica de esta fecha.

Visto 964 veces